1998-2008, Diez años de Audi TT

imgp8249fo3

Con motivo del 10º aniversario de la aparición del TT, los socios del Audi TT Club con la gran colaboración de AUDI ESPAÑA hemos celebrado un gran evento conmemorativo en Madrid, que quedara para siempre en el recuerdo de aquellos que pudimos participar.

Publicaciones que se han hecho eco del evento:

  • Infocoches
  • Micoche
  • CanalMotor
  • Automovilesmultimarca

Fue en el Salón del Automóvil de Francfort de 1995 donde apareció un prototipo de formas redondeadas y que entusiasmó a la inmensa mayoría del público. Unas semanas después, esta vez en el Tokio Motor Show, Audi presentaba el roadster, modelo que causó la misma sensación.
Felizmente, aquel estudio de diseño que tanto había impactado al público, tres años después, en 1998 llegaba al mercado en su versión coupé, y un año más tarde salía a la venta en su configuración roadster.

Cuando a mediados de febrero la Junta del Club anunciaba en el Foro la propuesta de plantear a Audi que nos ayudara a preparar algo especial para conmemorar la celebración de dicho décimo aniversario con una serie de actos en Madrid y alrededores, la respuesta de los socios fue unánime: Adelante!

En las siguientes semanas se fueron concretando con Audi España primero las fechas (30 / 31 de mayo y 1 de junio), y luego las actividades a realizar. También se concretó el hotel en San Lorenzo del Escorial, todas las comidas y naturalmente la ruta del domingo. Y mientras, los socios nos íbamos inscribiendo…hasta que por fin llegó el último fin de semana de mayo.

El viernes 30 se pusieron en marcha hacia Madrid salidas desde diferentes puntos de España. Unos se encontraron en Madrid para lavar los coches, otros fueron primero al hotel, pero al final todos nos encontramos en el aeródromo de Fuentemilanos (Segovia) para disfrutar con nuestros TT’s de unas pruebas que con el máximo esmero nos habían preparado los monitores de Audi (algunos de ellos ya conocidos de los diferentes cursos a los que hemos asistido).

Fueron pruebas que median nuestra habilidad derrapando sobre el agua, sorteando los conos en diferentes zonas ratoneras, cronometradas en slaloms,…una tarde que nos pasó volando y en la que disfrutamos a tope, siempre haciendo breves pausas bajo la carpa donde AUDI durante la tarde nos servía todo tipo de canapés y bebidas.

evento madrid 08 007

De vuelta al hotel llegó la hora de la cena (tapas a pie derecho mientras conversábamos unos con otros). Y al final de la cena se produjo el momento más delicado del evento,…
Aunque los miembros de la Junta (excepto el Presidente) ya hacía días que habían anunciado que dimitían, lo cierto es que por parte de muchos de los socios se tenia la esperanza que reconsideraran dicha decisión. No fue así y un comunicado oficial leído por los compañeros dimisionarios sirvió para argumentar los motivos que les habían hecho tomar esa decisión irrevocable.
Pasado este acto, la noche siguió en el mismo hotel con un ambiente distendido (a lo que sin duda contribuyó el hecho que algún gallego trajera para todos una hierbas de la abuela embotelladas…).

Y después de dormir unas horas (algunos menos que otros,…) llego el sábado y una vez desayunados salimos en caravana multicolor hacia el Audi Forum en el centro de Madrid.

A la llegada nos recibió la gente de Audi que, después de aparcarnos al lado mismo, se deshizo en atenciones con nosotros, más canapés y bebidas, muchas fotos, todos los modelos deportivos en exposición para nosotros, con explicaciones detalladas, etc. etc.

Sin duda la estrella fue el R8 que hicimos roncar allí mismo y que nos dejó a todos enamorados (si es que alguno no lo estaba ya), pero los TTS coupé y roadster entre otros también hicieron las delicias de todos.

A última hora de la mañana salimos en caravana hacia el Salón del Automóvil, se puede uno imaginar el espectáculo en medio de todo el tráfico madrileño…

Llegados al Salón, y una vez aparcados todos juntos en el parking de autoridades, otra vez los de Audi se volcaron en nosotros, unas azafatas nos acreditaron y luego nos acompañaron a la zona VIP del stand de la marca.

Allí de nuevo barra libre para todos y, mientras conversábamos entre nosotros, unos comerciales nos iban paseando en grupos reducidos por el stand de Audi enseñando y explicando todas las novedades presentadas y dejándonos subir incluso en aquellos vehículos que estaban cerrados al público como por ejemplo el Audi R10 que ganaría luego las 24 horas de Le Mans.

Por último y antes de abandonar el Salón nos hicieron entrega de una bolsa cargada de regalos y documentación. Que más podíamos pedir?

madrid 05-08 (37)

Sin duda un 10 para AUDI España, no hay palabras para agradecer el trato dispensado, las atenciones, y las ganas de colaborar con el club.

La salida del Salón del Automóvil fue “a discreción”, para después juntarnos todos en el hotel, donde hicimos una cena a pie derecho (ya habituales en los eventos), y cambiar nuestras impresiones sobre los diferentes modelos que habíamos podido ver en IFEMA.
Después de la cena, unos se fueron a dormir, ya que el día había sido largo, y otros alargaron la noche un poco más.
Amanecía el domingo por la mañana, un primer vistazo al cielo nos dejo ver que quizás tendríamos suerte con la climatología, ya que era el momento de pasear la “serpiente multicolor” por la sierra madrileña.

La caravana de tt se puso en marcha después de que sus ocupantes desayunaran en las instalaciones del hotel.

El paseo matinal nos permitió conocer tanto pueblos como; El Hoyo de Pinares, Las Navas del Marques (donde visitamos el Palacio Castillo de Magalia) o Robedo de Chavela entre otros, y también ver y saludar a sus vecinos. Aunque a algunos de los “vecinos” más que verles les tuvimos que esquivar.

Lo que si está claro, es que siempre levanta admiración el ver tantos coches como el TT juntos, y es inevitable que todo el mundo gire la cabeza al verlos pasar…

La ruta continúo hasta el Restaurante Horizontal. Situado en la localidad de El Escorial. Donde, a de más de saborear su Menú Gastronómico, el cual hizo las delicias de todos los miembros del Club, también pudimos contemplar las increíbles vistas sobre el Monasterio del Escorial.
Una vez dimos buena cuenta de todos y cada uno de los platos que nos servia el personal del restaurante, llegó el momento de las despedidas. Sin duda el peor momento del fin de semana. Ya que a nadie le gusta despedirse de un amigo.

Cada uno emprendió rumbo a su casa, unos estaban a pocos kilómetros de ella, otros tuvieron que cruzar media España. Unos llegaron casi sin darse cuenta, otros agotados por la distancia. Pero fuesen de donde fuesen, todos llegaron a su destino contentos, después de haber podido disfrutar una vez mas de los Socios del TTCE, de los amigos del TTCE.

 

Scroll al inicio