El TTCE en Calatayud

DSC02800

Quiero agradeceros a todos, en mi nombre y en nombre del club, la asistencia al evento. Cada día estoy más seguro de que, si el club se está haciendo grande y está madurando, es porque tiene un capital humano impresionante. Socios con ganas de pasarlo bien, de compartir la pasión que nos une, y de echar una mano al que lo necesite en cada momento, incluso haciendo de mecánico a 5 grados por la noche con una linterna. 

.

Especial mención para Nuestro amigo Javier, (Pinkfloyd) por su implicación en la organización del evento, visitando los lugares, consiguiendo descuentos en el Pub, y siendo nuestros ojos en la zona, ya que sin su ayuda habría sido mas difícil organizarlo desde la distancia

No puede faltar el agradecimiento al pueblo de Calatayud, a su Alcalde y a la Policía Local por su ayuda y colaboración en todo momento. Nos dejaron ocupar la Plaza del Fuerte, cuando nosotros, modestamente pedíamos la de España (menos vistosa). Agradecer también a todos los habitantes de la zona que nos dieron su calor en la fría tarde, interesándose por nuestros vehículos, algunos incluso preguntando si se vendían

Agradecer también al Mesón La Dolores y a su encargado, la paciencia demostrada con el «pequeño» aumento de 40 a 50 comensales a última hora. Se nos apuntaron algunos que lo habían visto anunciado en el periódico regional, el Heraldo de Aragón. Al final todos pudimos disfrutar de sus deliciosos manjares. También le damos las Gracias al Hotel Calatayud por reservarnos ese lugar privilegiado delante de la entrada principal, para lucimiento de nuestros queridos TT’s. No nos cansamos de agradecer… ahora le toca al Hotel Las Truchas, magnifico lugar para hacer un alto en el camino si se va a ver el Monasterio de Piedra, como hicimos nosotros… Santa Paciencia la del amigo Fernando, encargado. Tuvimos reservado el que se veía desde todo el comedor principal, para deleite de los comensales que vieron llegar 24 TT’s en fila india.
DSC02874
El evento, para los catalanes comenzaba bien temprano, los de Terrassa (4 TT’s) salimos de la ciudad a las 8.45 y llegamos al punto de encuentro a la salida de Barcelona a las 9.00, allí esperamos a los que faltaban, desayuno, y salida hacia el destino de los 11 TT’s de todos los colores. Y como unos campeones, sin parar hasta Calatayud, que no queríamos hacer esperar a nuestros amigos que ya habían llegado. Llegar al Hotel y ver el parking con veintitantos TT’s era impresionante. Saludos a buenos amigos, presentaciones de los nuevos, la emoción en sus caras era palpable, se notaba que se empezaban a sentir parte de algo grande, muy grande. Como se dice siempre, es divertido ponerle cara a un frio NIck de internet, y es en ese preciso instante, cuando se deja atrás el «mundo virtual» y se pasa a estrechar la mano o a abrazar a otro socio o simpatizante del club, cuando te das cuenta de lo importante que es conocerse en persona para saber de verdad con quien estas tratando. Internet es un medio de comunicación muy eficaz, pero muy frio a la vez.

Una vez registrados en el Hotel, y hechas las primeras fotos, salida para la Plaza del Fuerte, en el pueblo.

Gasolina hasta Calatayud 35 euros, desayuno en la gasolinera 12 euros, noche de hotel 54 euros, ver la cara de la gente al ver pasar la caravana de TT’s multicolor al llegar a la plaza……. NO TIENE PRECIO

Nos metimos todos en la plaza del Fuerte, ante el asombro de los lugareños, que empezaban a hacer sus primeras fotos con los móviles y empezaban a llamar a amigos y conocidos… «mañoooo que están ocupando la placica del pueblo con unos cochecicos muy majos de tos los coloreeeeees»  Al rato de llegar vino la policía a custodiar los vehículos mientras nosotros nos fuimos a comer al Mesón La Dolores. Mención especial para la familia que amablemente cedió el balcón de su casa al amigo Ximo para poder hacer la foto aérea del evento. Como muestra de agradecimiento, el benjamín de la casa se llevo puesta una gorra del TTCE. Poco contento que iba el chaval, y el padre, no se cual mas de los dos.
DSC02847
Una vez saciados de ricos manjares típicos del lugar, la recién bautizada «Marea Roja», volvió a la plaza para poder exhibir los coches. Allí resolvimos las dudas y preguntas de los que se acercaban, que no sabían muy bien que hacia allí tanto coche bonito. «cuanto corre?» «de donde sois'» «que potencia tienen?»… Como empezaba a oscurecer, y nosotros estábamos helados, a eso de las 18.00 nos fuimos al hotel, a descansar un poco, charlar entre nosotros, trastear los coches y demás. A eso de las 22.00 nos esperaba una cena ligerita, que estuvo de lo más sabrosa, además, al estar todos de pie, pudimos charlar más aun que cuando estamos en una mesa.

La parte nocturna me la salto, ya que yo no participe, supongo que más de uno que si lo hizo ya contara como fue. Los otros 4 miembros de la Junta y yo estuvimos unas 4 horas debatiendo varios temas que teníamos pendientes y de los que pronto informaremos a los socios.

El domingo por la mañana, y contra todo pronóstico, todos nos levantamos a tiempo de desayunar, pagar, empaquetar, y salir hacia el Monasterio de Piedra… Esta parte si que fue impresionante… 24 TT’s en fila por Calatayud… Pero lo mejor fue cuando salimos ya del pueblo, la fila era continua. No había casi tráfico y pudimos hacer varias paradas para hacer esas fotos de la serpiente multicolor. Había que ver la cara de los que han asistido a un evento así por primera vez para ver la emoción dibujada en ellas… fue increíble..

El monasterio de Piedra, es impresionante, no veas que caminata, y que de escaleras, pero merece la pena amigos, ni siquiera las fotos le hacen honor a lo precioso del sitio. Acabamos todos cansados, pero satisfechos por la experiencia vivida.

La llegada al Hotel Las Truchas fue apoteósica, ya que eran las 3 de la tarde, y el restaurante estaba lleno. La ubicación del parking que nos reservaron, justo delante del mismo, acabo de rematarlo. Ver llegar 24 TT’s mientras estas comiendo no es algo que te pase cada día.

Una vez comimos, algunos se fueron antes, nos despedimos, no sin un poco de pena, y creo que la frase más repetida era «para cuando la próxima?»…. Pronto, pronto…

Scroll al inicio